Organiza tu tiempo. Simplifica tu vida

organiza tu tiempo simplifica tu vida

Organiza tu tiempo y simplifica tu vida, te ayudará a tener menos carga mental y a disfrutar del presente.

Demasiado a menudo escucho lo de: es que no llego, es que se me pasan volando los días,…

Sabes por qué? Porque estamos enfocados sólo en el futuro, pensando en el que vendrá:
en el trabajo de mañana, en que haré de cenar, en cómo iré de aquí a allá, estamos pensando tanto en el futuro que no nos podemos centrar en el presente.

Si tenemos el futuro mínimamente estructurado, podemos centrarnos en el presente.

Por ejemplo: llego por la tarde a casa con los niños después del trabajo. Y ya me pongo a pensar en que haré de cenar, en si tengo que poner una lavadora, abro la nevera, la merienda,…mientras haces todo esto ya estás pensando en que harás mañana y la carga mental aumenta. A pesar de que estás cansada, no tienes tiempo de parar porque te da la sensación de que no llegarás.

Es muy diferente llegar a casa y saber qué cenarás y que ya tienes la cena media hecha. Es una preocupación menos. Ya puedes dejar de pensar y hacer otras cosas que te aporten a tú y a los tuyos. Por eso la gestión del tiempo es importante para poder disfrutar del día centrados en el presente.

Cómo nos podemos gestionar mejor:

organiza tu tiempo 1

Establece objetivos claros y detallados:

¿A que quiero llegar? Quiero poder ir al gimnasio por las tardes

¿Esto qué implica? Pues esto pasa por que puedas tener la cena prevista y puedas disfrutar de tu momento.

Tienen que ser cosas alcanzables

Prioriza las tareas:

Ten claro lo que debes tener hecho antes y lo que puede esperar, que si no llegas hoy lo harás mañana. 

Apuntar es muy importante:

Dónde quieras, un calendario mensual, una lista en el teléfono, una libreta, una agenda…

Y también va muy bien hacer unos horarios con todo el que hay aquella semana.

Es por esto que ayuda a tener una idea visual del tiempo y de las tareas o citas que tienes

Delega tareas:

De las tareas que tienes apuntadas mira si puedes delegar alguna a alguien que la pueda asumir. Por ejemplo, llevar los niños al médico o extraescolares o bien recoger la cocina después de tú hacer la cena.

Simplifica:

Las cosas sencillas a menudo son las que más disfrutamos. No hay que complicar-nos cada vez que hacemos planes en que sean grandes cosas, porque consumirán mucho tiempo de viaje o de gestión. Un paseo frente al mar sin expectativas o poder tomar un helado en verano son cosas asumibles que podemos disfrutar y no requieren mucha planificación.

Elimina distracciones:

Oímos hablar de los ladrones de tiempo. Si las redes sociales lo son para ti, puedes usar un temporizador de uso. También puedes destinar un rato concreto a revisar redes y correos y fuera de éste no tener acceso.

Revisa y ajusta:

Al final del día o de la semana, revisa tus logros y ajusta tu enfoque según sea necesario. Este proceso de reflexión te ayudará a mejorar continuamente tu gestión del tiempo.

Cuida de tí mismo:

Asegúrate de reservar tiempo para ti y el descanso. Un equilibrio adecuado entre el trabajo y el tiempo personal contribuye a una gestión del tiempo más efectiva.

organiza tu tiempo 2

Menos carga mental, más espacio para la alegría del presente. Cada minuto bien planificado es un regalo que te haces a ti mismo. Imagina un día donde el caos se transforma en calma, y cada tarea encuentra su lugar. Organizar tu tiempo es la clave para desbloquear una vida más ligera y significativa. Libérate del peso innecesario, abraza la simplicidad y sumérgete en la delicia de cada momento.

¡Descubre el arte de vivir con propósito y serenidad!

También te puede interesar