origen

Origen de vida ordenada

Hola, me presento, soy Marta Oliva y os haré un resumen de cómo he llegado hasta aquí. Nací en Barcelona, me crié entre Gavà y el Alt Empordà y vivo en el Empordà. Crecí entre cazuelas en el restaurante de casa y vivíamos justo arriba del restaurante. Cuando era pequeña y todavía no podía echar una mano, cuando era la hora punta de las comidas me entretenía en el almacén colocando cosas o bien arriba en casa ordenando los cajones. No es que yo fuera especialmente ordenada de pequeña, pero cuando veía un proyecto, fuera un cajón, un armario o una librería, que me parecía que podía lucir mejor, me animaba a cambiarlo y no podía parar hasta que quedaba bonito y ordenado.
He trabajado los últimos doce años como organizadora de eventos y tanto en este trabajo como en los anteriores, interiorista y asesora inmobiliaria, el orden siempre ha estado presente. Cuando veía algo que podía estar mejor de lo que estaba, ya fuera el interior de un cajón, el armario del material, montones de revistas de decoración, siempre que tenía un momento, disfrutaba mucho ordenándolos porque siempre me gustaba mejorar los espacios de trabajo. Tanto fue así que acabé yendo a casa de compañeras y amigas a ayudarlas a ordenar y mejorar sus casas por diversión, pero nunca pensé que esto pudiera ser mi profesión.
A raíz de la pandemia por covid-19 me vi abocada en una situación de ERTE. Mientras estaba en casa sentía que se acercaba el momento de un cambio, no sabía en qué sentido, pero sí que siempre había querido ser emprendedora y ayudar a las personas a sentirse mejor. Topé con la organización profesional, supe que esta profesión existía y empecé a investigar sobre el tema. Pasados unos meses, tal como presentía, mi rumbo laboral cambió de forma repentina y fue cuando inicié el curso de OP. Actualmente estoy certificada por la Escuela del Orden y soy miembro AOPE (Asociación Española de Organizadores Profesionales).
Quiero compartir mi pasión con el mundo y a través del orden, proporcionar a las personas momentos felices, mejor gestión del tiempo, bienestar y crecimiento personal a través de la toma de decisiones a sabiendas de qué no forma parte ya de nuestra etapa de vida actual y avanzar a nuevas etapas.

Qué haré y qué no haré por tí como organizadora profesional

  • Te escucharé para saber tus gustos, tu estilo de vida y qué te gustaría.
  • Veré tu casa para saber cuál es el punto de partida y estableceremos un plan .
  • Mi intención es echarte una mano y en ningún caso juzgarte.
  • Te explicaré cómo trabajo para que entiendas cada paso.
  • Te enseñaré mis precios y qué incluyen.
  • No te obligaré a deshacerte de tus cosas, en todo caso te animaré y te haré reflexiones.
  • No limpiaré la casa, esto es otro servicio.
  • Te pediré compromiso para continuar adelante hasta el final del proyecto.
  • Si hace falta, te recomendaré comprar materiales para ordenar, pero daremos prioridad a lo que ya tengas.
  • Te propondré opciones de como colocar las cosas para que tengan el valor que merecen.
  • En lugar de castigarnos por no haberlo hecho antes, reiremos y nos lo pasaremos bien.

Valores y cómo trabajo

No juzgo. No pensaré de ti lo que eres o dejas de ser por tener la casa desordenada o como sea que la tengas. Yo vengo a hacer el trabajo y sigo mi camino. Lo que recordaré de ti será el crecimiento emocional que experimentaste a mi lado cuando decidiste qué querías en tu vida y qué no, y como recogimos sonrisas o lágrimas mientras hacíamos de tu casa un lugar mejor para ti.

Trabajo deprisa y con honestidad. Si puedo acabar el trabajo en menos tiempo del propuesto lo haré y será un beneficio tanto para ti como para mí. Yo tendré un tiempo extra con el cual no contaba para hacer otros proyectos y tú podrás descontar horas de mi presupuesto. Cuando empiezo a ordenar me apasiona tanto que voy muy deprisa por verlo acabado, pero también debo confesar que si algo no me convence, le daré las vueltas que haga falta hasta encontrar la solución que mejor se adapte a ti.

Transparencia. Me gustaría hacer de las casas sitios bonitos y amables donde podamos sentirnos en paz y armonía. Te seré sincera con todo lo que vea y todas las propuestas que te dé serán pensadas para ti.

Con estilo. Es el momento que me digas cómo es tu espacio soñado, dentro de tu casa, como te gustaría ver cada espacio, cómo te lo imaginas y cómo te sentirías más a gusto. Haremos que cada detalle cuente y que siga todo un estilo armonioso y elegante.

Mi método

Después de escuchar y ver diversos testimonios, he dado forma al método D.O.S.E que son las iniciales de las palabras que definen lo que pasa cuando ordenamos.

Decidir

Cuando contactes conmigo o quieres poner manos a la obra por tu cuenta ya has decidido una acción.

Ordenar

Ordenamos todo aquello que ha quedado de la manera que resulte más práctica en la etapa de vida actual.

Sentir

A medida que vemos que aquel espacio donde antes había el caos ahora es un espacio bonito y que todavía es nuestro, sentimos el cambio, sentimos que estamos donde tenemos que estar.

Evolucionar

La semilla del orden lógico ya está plantada en tu mente, vas evolucionando y ella contigo.