Nuestro cuerpo está perfectamente equipado para mantenernos saludables y con mucha energía. Sin embargo, muchos factores pueden contribuir a que poco a poco ciertas funcionalidades dejen de funcionar.